El cartelito

Rue des mauvais garçons

Se dice que ha sido un grupo independentista el que ha pegado por varias ciudades de Cataluña un cartel  con la imagen de Franco recomendando no votar:”NO VOTES. EL 1 DE OCTUBRE NO A LA REPÚBLICA”. (No he querido incluir en este texto la imagen del cartel porque me repele la persona del dictador y me repugnan sus obras y sus pompas. De ahí la imagen que alude a esos chicos malos) ¿Quién iba ser si no un grupo indy los autores de esta broma? Los grupos de extrema derecha no usan la imagen de Franco: para dar soporte a su rancio nacionalismo ultra tienen a Sociedad Civil Catalana, que con su opaca financiación y propaganda de falsedades ya les hace toda la faena. Además, recurrir a Franco y su imagen es contraproducente porque sólo vende entre cuatro exaltados sin complejos, y eso podría hacer dudar a muchos unionistas de los que añoran “aquella paz” sobre la conveniencia de abstenerse o votar NO.

Para mí, los ideólogos de esta campaña además de ser independentistas tienen olfato para lanzar el mensaje y sentido del humor, y han sabido ser oportunos (hicieron el despliegue en la víspera del 18 de julio).

Ha habido unionistas de izquierda –casualmente, hay uno que esconde que su primer apellido es Franco– que se han ofendido mucho porque consideran que el mensaje del cartel les trata poco menos que de fascistas. Lo que les pasa es que su opción de no votar en un referéndum “sin garantías” coincide con la opción de la derecha recalcitrante de no votar en un referéndum “ilegal, y eso no lo llevan nada bien. Eso y que los independentistas les digan constantemente que se dicen muy de izquierda transformadora y republicanos pero que prefieren una monarquía corrupta española antes que una república democrática catalana. Escoger una opción tiene un coste, ya se sabe, y el precio más alto puede ser el lugar en que le deje a uno la Historia.

Yo veo un mensaje muy diferente. No se trata de insultar a la izquierda unionista sino de recordar que Franco (el dictador, no el diputado del Parlament que esconde su primer apellido) estaría en contra de cualquier votación que no manipulasen los suyos, y por supuesto en contra de la República Catalana; de manera que la opción democrática está en ir a votar, y se supone que cada cual votará lo que crea que más le conviene. El objetivo es fomentar la participación con un tono humorístico, recurriendo –cosa menos frecuente– a un elemento negativo, de infausta memoria. Y por supuesto que dan por sentado que ganará el SÍ, porque si no, no harían una campaña para fomentar una participación que les iría a la contra. Está claro que, de ir a votar, esa rancia derecha unionista recalcitrante votará que NO a la República, igual que hará mucha buena gente de derechas, de izquierdas y de esa izquierda que parece haber perdido el norte o que teme perder la poltrona.

Así que… quien se pique que se rasque en vez de hacerse los ofendidos.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: