Una costumbre muy de aquí

No nos conocemos de nada, nos estamos presentando por primera vez, se trata del trabajo, nada que ver con frivolidades de nuestras vidas privadas. Entonces, ¿a qué viene que se me eche encima para darme dos besos, ¡muac! ¡muac!, simulando un afecto que no existe y que, muy probablemente, nunca existirá? 

Es una costumbre muy de aquí, dicen. Gente de carácter, no como esos nórdicos frios y distantes. ¡Vaya! Pues a mí me parece muy bien esa fría y distante costumbre de saludar a las mujeres de la misma forma que a los hombres y lo que me parece mal es esa familiaridad precipitada por unas circunstancias que no la justifican. Qué papelón hay que soportar cuando se saluda a un grupito mixto y mientras que a los hombres se les da un apretón de manos, a las mujeres se les da un par de besos. A la apenas iniciada relación se le añade una absurdo y, sobre todo, innecesario componente sexual.

En mi caso, para empeorarlo, si el encuentro se lleva a cabo en mi territorio y la dama en cuestión usa gafas, como yo acostumbro a llevarlas siempre puestas mientras trabajo, el fastidioso choque de prótesis es inevitable, a no ser que las mejillas no se toquen y besemos el aire. Que de esas también las hay; o de las que se te acercan tan decididas para luego ponerte la oreja en vez de la mejilla, o de las que te clavan el pómulo en el ojo. “I know how you feel… it’s sealed by your kiss, so clinical and weak” (August Darnell “Kid Creole”). Digo yo que, en vez de fingir ese afecto, es mejor dar la mano y mirarse a los ojos, ¿no? Por favor, acabemos con esos estúpidos besos de compromiso. 

Y quienes de verdad sientan afecto, que aprendan de mi amiga Isa, que da unos besos en la mejilla auténticos, con cariño y ganas, de los que te hacen pensar que qué bonito es tener amigas así.

Anuncis

4 responses to “Una costumbre muy de aquí

  • Marta

    No suporto els petons de compromís, els que no se senten ni es noten. Jo tb preferiria un xoc de mans

  • Lluis K

    Mira Einest,
    Hay que intimar previamente para besar? No hombre, no… Como escribió hace poco un amigo en el blog del Dr.Màrqueting: mi respuesta es A y B.
    La vida da tantos palos… hay tanta hipocresía… tanto formulismo ridículo… tanto protocolo … tanta tontería… y tan pocos momentos de magia, que uno ha decidido ser práctico y resultadista.
    Que qué quiero decir? Muy sencillo: Te presentan 5 desconocidas (De ells, 3 pibones dignas de la revista Elle y 2 orcos de Mordor). Besa a las primeras y saluda elegantemente con la manita a las segundas… Et voilà!

    (que las “Falconistas y Oranicoides” no se me enfaden… M’agrada provocar un xic la xarxa)

    • einestzara

      Benvolgut Lluís, et contesto per pasodoble:

      “En España, bendita tierra
      donde puso su mano el amor
      sólo en ella el beso encierra
      armonía, sentido y valor.
      La española cuando besa, olé!!
      es que besa de verdad
      y a ninguna le interesa
      besar por frivolidad.
      El beso, el beso, el beso en España
      lo lleva la hembra muy dentro del alma;
      le puede dar un beso en la mano
      o puede darle un beso de hermano,
      y así la besará cuanto quiera,
      pero un beso de amor
      no se lo dan a cualquiera
      Es más noble, yo le aseguro
      y ha de causarle mayor emoción
      ese beso sincero y puro
      que va envuelto en una ilusión.”

      (Adrián Ortega / Fernando Moraleda)

      🙂

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: