Perspectiva desde una copa

Ahora la luz de la lámpara atraviesa el viejo vasito de licor que hace un momento estaba lleno de bourbon. Si se mueve la cabeza de arriba abajo se puede ver cómo aparecen algunos colores del espectro… ¡rojo!…, ¡anaranjado!…, ¡verde!… ¡violeta!…, interceptados, eso sí, por la banda roja que advertía al camarero que ya había escanciado el nivel máximo, ese mezquino fajín diseñado por una mente rácana, ese límite que necesariamente debemos rebasar cuando somos nosotros mismos los que nos servimos, aunque sepamos que el licor se va a derramar porque la copa es tan pequeña y el pulso tan poco firme…

Lo dejo aquí, he de salir ya. Que nadie se crea que estaba escribiendo alguna especie de metáfora sobre el mundo de las organizaciones. Estaba haciendo tiempo para no llegar demasiado pronto a una cita y me he puesto a escribir lo primero que se me ha ocurrido, eso sí, después de tomarme unos sorbos de Jack Daniel’s en un viejo vasito de licor al ritmo de los “¡pling!” de llegada de los tweets.

Anuncis

6 responses to “Perspectiva desde una copa

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: