Catorce notas a “Chapuceando”

“Chapuceando ” es el título de 590 palabras que aparecieron en una columna de La Vanguardia del pasado dia 1 de noviembre, dia de Todos los Santos.

Du_rififi_chez_les_hommes___Rififi(1955)[1]

Todo el mérito de este post es del profesor del IESE  Pedro Nueno que, seamos benevolentes,  debió escribir “Chapuceando” precipitadamente por aquello de cumplir con los compromisos de entrega.  No suelo leer sus artículos,  pero esta vez me llamó la atención la frase destacada de la columna: “Me cuesta sentir esa rabia de algunos porque Millet no esté en la cárcel, y siento tristeza por las recientes detenciones.” Será porque soy muy sensible a las cuestiones de ética empresarial,  será porque a mi edad suplo la acción con la indignación, que me descompone este escrito.  Lo he leído cuatro veces y todavía no he comprendido si Nueno pretende ser gracioso o si se trata de su auténtica opinión. O las dos cosas a la vez. Veamos lo que dice todo un señor profesor de una prestigiosa escuela de negocios:

Estoy llegando a la conclusión de que si te descubren chanchullos económicos (1) en un momento de crisis es mucho peor que si esto ocurre en un buen momento económico (2). Y es más probable que nos dediquemos a escarbar buscando chapuzas en tiempos de crisis. También llegué hace mucho tiempo a la conclusión de que la confidencialidad ya no existe y, por lo tanto, el que haga chanchullos será inevitablemente descubierto (3). La agresividad con que todo el mundo ataca al señor Millet (4), por ejemplo, es comparable a la que se vivió en la crisis anterior, después de la burbuja tecnológica. En cambio, los que fueron descubiertos entre 2002 y 2007 fueron tratados con mucho más afecto. Li Peiying era Presidente del Consejo del Aeropuerto de Pekín. Para los Juegos Olímpicos de 2008 decidieron gastarse dinero en una nueva terminal como hace todo el mundo. Si te pasa por delante, cerca, un torrente de dinero debe ser difícil simplemente verlo pasar (5). Total que el señor Li se hizo con unos 15 millones de euros (un milletazo) para su patrimonio personal. China iba a tope, los Juegos tenían a todo el mundo entusiasmado. Pero la crisis afectó poco más tarde, unos meses nada más, en la primera mitad de este año, y justo en ese corto periodo de crisis descubrieron al señor Li, lo juzgaron y naturalmente lo ejecutaron. A March Rich, le descubrieron su chapuza en América en 1983, un mal año de crisis. Hasta se escribió un libro horrible sobre él. Pero logró escaparse a Suiza. Sorprendentemente, cuando la economía pintaba hacia bien, Clinton le perdonó antes de irse de la Casa ¿Blanca? Debo tener algún problema genético que me hace recordar los rasgos humanos de estos chapuceros que estafan a la sociedad de forma general como Millet o Li (6). Me cuesta sentir esa rabia que tienen algunos porque Millet no esté en la cárcel (7), no siento satisfacción sino tristeza por las recientes detenciones (8), y me sabe mal que ejecutasen a Li (9). ¿Qué habrían hecho con el dinero? Podríamos mirarlo por este lado. Quizás hubiesen creado puestos de trabajo emprendiendo (10). Tuvieron capacidad de riesgo. A poco que hubiesen hecho, hubiesen devuelto mucho a la sociedad (11). Esconderlo en Suiza, o en Singapur, eso sí es feo, pero eso se ha acabado con la muerte de la confidencialidad. Quizás podríamos hacer un acuerdo con la Justicia de China. Nosotros les pasamos a los verdaderos criminales, los pederastas, violadores de niños, asesinos a sangre fría, para que los juzguen y les apliquen sus sentencias allí mismo, y ellos nos pasan a los chapuceros de lo económico y los juzgamos y les aplicamos nuestras sentencias aquí. Puede ser una forma de limpiar el mundo y quizás de incrementar el número de emprendedores en nuestro país (12). Yo ya no sé qué recomendar porque vamos perdiendo nivel como país en el mundo a gran velocidad. Pocos se atreven a tomar riesgos y emprender. En el peor de los casos quizás podríamos hacer una prueba piloto con chapuceros sociales, como si fuesen unos recaudadores de impuestos, y ver si luego acaban creando buenos puestos de trabajo. Podríamos desarrollar un Código de Responsabilidad Social Chapucera para regular un poco este tipo de iniciativa emprendedora. En fin, no lean todo esto. Olvídenlo (13). Pero no tengan mala uva con los que sufren. No nos hace mejores personas. Que devuelvan los milletazos que se llevaron en todo caso y se les aplique una bonificación en sus penas por puesto de trabajo creado (14).  (Pedro Nueno. La Vanguardia, 1 de noviembre de 2009)

 

AtracoALas3[1]

Estas son mis notas (disculpadme que con cada nota os haga ir texto arriba texto abajo): 

(1):  ¿Por qué llama “chanchullo” a un delito económico? ¿Empieza ahí la broma o es que le resta importancia a los hechos usando un lenguaje de coleguillas? 

(2):  Sus togadas señorías, aunque no siempre, también son sensibles a la realidad social.

(3):  ¡Ojalá fuera verdad! Gary Becker, premio Nobel de Economía del año 1992, también discreparía de esta afirmación. (Becker lo plantea en términos de coste de oportunidad: lo que disuade de delinquir no es la mayor dureza de la pena sino la mayor probabilidad de ser atrapado. Con lo cual, digo yo, dado el gran número de delitos económicos que se descubren, éstos deben de ser una fracción ínfima de los que se cometen.) 

(4):  Según se nos decía en nuestra época de estudiantes de Económicas, una tasa de paro como la que estamos sufriendo actualmente habría sido motivo de revueltas sociales. Así pues, la cosa parece ser que sólo se queda en indignación manifiesta de gente honrada. ¡Qué menos! 

(5):  … y cuando se está con una lindeza de persona se hace difícil no abalanzarse sobre ella para violarla, y cuando te molesta el vecino se hace dificil no soltarle cuatro hostias, … e così via.

(6):  No es un problema genético, puede que sea dejadez moral fruto de una equivocada educación de los sentimientos. 

(7):  Una simple comparación de las rentas y patrimonios personales y sus orígenes nos daría la clave de por qué dos personas pueden tener una opinión tan diferente sobre la conveniencia o no de que Millet esté en la cárcel. 

(8):  No aclara si siente también, y sobre todo, tristeza por los perjuicios sociales del delito o sólo por el sufrimiento de los delincuentes que son descubiertos, juzgados y declarados culpables. 

(9):  Ejecutar al culpable de un delito, cualquiera que haya sido, es una abominación de una sociedad enferma que, más que mal sabor, nos debería producir náuseas. 

(10):  ¡Olé sus huevos! ¿Lo dice en serio o le hace un guiño a El Roto? 

el-rotojpg2

Copyright El Roto

(11):  ¿Sarcasmo o desfachatez? Sigo sin saberlo. 

(12):  Si de verdad es lo que piensa, para Nueno los únicos delincuentes son sólo los violentos. Y es partidario de la pena de muerte, un profesor de una escuela cristiana, del Opus Dei. Pues que siga con su Dios, que yo me quedo con el mío, que es bueno y dice el Evangelio (Juan 2, 13-25) que se cabreó de mala manera con los mercaderes del templo, a quienes echó a latigazos sin ningún miramiento. 

(13):  Debemos perdonar pero nunca olvidar. 

(14): …y que le devuelvan la Creu de Sant Jordi para que algún dia, esperemos que lejano, la Generalitat le pague una esquela en los diarios de mayor tirada.

Mientras escribía estas notas, me llegó a mi buzón de correo una invitación para asistir el próximo dia 18 a la Jornada “Nous estils d’emprendre i liderar: com posar en joc il·lusió, passió i creativitat en l’organització” organizada por Barcelona Digital Centre Tecnològic y  la Asociación para el Progreso de la Dirección, en la que participa Pedro Nueno con una ponencia que tratará sobre innovación y emprendeduría en el contexto actual. ¿Se atreverá en ese foro a defender la corrupción como uno de los posibles métodos innovadores, ilusionantes, apasionantes y creativos para alcanzar nuevas metas en las organizaciones?  Seguro que no. Y no esperéis a que os lo cuente yo porque no podré asistir.

Anuncis

6 responses to “Catorce notas a “Chapuceando”

  • Arqueòleg Glamurós

    Yo, por mi, aplicaba la Ley Antiterrorista a los corruptos ipsofacto! Ahogadillas y electrodos ahsta devolver el último céntimo!

  • einestzara

    “A grandes males, grandes remedios”. Fot ràbia, si, però segur que es podria trobar una solució legal per treure’ls les ganes de delinquir a tota aquesta “caterva” d’espoliadors.

  • Arqueòleg Glamurós

    Quan han de torturar a un pressumpte membre de l’entorn etarra no tenen el menor mirament, jo tan sols demano que es faci la mateixa justicia per tothom! Un amic meu va perdre la oida en un interrogatori arran del desallotjament d’una casa ocupa!

  • Lluis K

    Nueno es un friky venido a menos, por muy vicepresidente de IESE que sea, y un mindundi (si rascas un poco en su pensamiento) entre los que empujan la innovacion en nuestro pais, un tipo conservador enfundado en cargos e instituciones que dan eco a sus chorradas… A los delincuentes financieros, menos interrogatorios y más barrotes! A los okupas (aprendices de delicuentes financieros), menos interrogatorios y PATADA EN EL CULO!

  • einestzara

    Lluís K, te despachas a gusto, ya lo creo. Una cosa: que la patada en el culo a los okupas sea muy muy flojita, porque no todos son unos pijos disfrazados, aprendices de sátrapa financiero.

  • Lluis K

    Los “grenyuts” que no son pijos, son iguales o peores (porque no podran acudir al combijo de sus papás cuando llegue el frío invierno y son los que puentearan los suministros de sus éticos vecinos dejando que paguen ellos su bienestar con trabajo y sacrificio)

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: