Publicidad: ¡más madera que es la guerra!

rr_anunciopp_130520094[1]

Hoy también escribo en castellano para que me entienda bien todo aquel que se sienta aludido. Y si alguien se siente aludido, por algo será. La cosa va del anuncio del PP en La Vanguardia sobre la ley de educación de Catalunya.

¿De qué se asombra tanta gente de bien? ¿De la falta de ética?  Pues vaya sorpresa. A estas alturas hay que ser muy cándido para escandalizarse de las artes que usan los políticos para jorobar al adversario. Todo vale. Y mientras no sea delito, cuanto más daño, mejor (siempre que no se haya pactado un cambio de cromos, claro; no vaya a ser que los otros saquen a relucir algun Madoff de última hora).

Alguien pensará que el medio podía haber puesto objeciones al anuncio, que el partido popular ya tiene otra prensa más afín. ¡Ja! ¿Y si ganan en las próximas eleccciones? El señor conde quiere estar a buenas con quien gobierne, cualquiera que sea su color. Se entiende.  Y la agencia creativa se dedica a crear, a impactar, le importa un pito lo que piensen los puretas defensores de lo correcto. El fotógrafo a lo suyo, que la profesión no da para muchas alegrías a no ser que uno se haya hecho con un nombre, y por algún sitio habrá que empezar. Supongo que los progenitores de los niños de la imagen se habrán prestado muy gustosos, váyase a saber por qué, si por dinero, por convicción política o por la simple vanidad de ver a sus nenes protagonizar un anuncio. O por todo a la vez.

¡Ah! Y es el colmo de la desvergüenza que nos quieran hacer creer que los creativos han tenido la consideración de ocultar los ojos de los modelos  para no identificarles y así respetar su imagen ¡Y un cuerno! Hoy en día se consigue ocultar el rostro con una sencillísima técnica de pixelado. No había ninguna necesidad de colocar esa tachadura negra que sustituye a la perfección la banda de tela que le pondrían a un condenado a fusilamiento…  Buscando el impacto. ¿O acaso no és lo que más resalta de toda la imagen?

¡Buffffff! Ética en los negocios.

Anuncis

2 responses to “Publicidad: ¡más madera que es la guerra!

  • Lluis K

    Sr. Zara,

    Pues que quiere que le diga… Particularmente no me parece tan detestable, censurable, criticable e intolerable, como algunos han calificado, la imagen que propone.
    Probablemente está en la frontera de lo ilegal por la utilización de niños en publicidad para productos, bienes o servicios alejados del ámbito infantil, pero de eso que opinen los juristas (claro que hoy en día, todo está prohibido, verdad?)
    La imagen? De imapcto, no cabe duda… y ocurrente (teniendo en cuenta el motivo de la campaña y la opinión conocida del anunciante), como de impacto y “soberbia” me parece la del bebé i el lince… Aunque mis apetencias políticas y mis opiniones sean diametralmente opuestas a sus contenidos.
    Con las barbaridades que nos ofrecen a diario, diarios y TVs, las imágenes comentadas me parecen pecata minuta y buenas creatividades de merecido impacto mediático.
    El mensage suspendido, el mensagero aprobado.

  • einestzara

    Pues a eso iba señor K. Por mi pueden pasarse la vida despellejándose unos a otros; demasiado a menudo parece que no sepan hacer nada mejor. Si lo que cuenta es el resultado, el anuncio se merece una nota alta. Pero algunos defendemos que en los negocios no solo han de importar los resultados, también cómo se consiguen.
    Gracias por estar aquí y dar su opinón, especialmente valiosa considerando que proviene de un entusiasta y admirable marquetero.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: